No Evaluna, comerse la placenta de tu bebé no es algo del todo saludable; Te explicamos el por qué

3 min


El esposo de la cantante ha confesado que Evaluna se comió la placenta de su bebé índigo, algo que en realidad no es tan poco común, pero que ha demostrado traer varios problemas de salud para los recién nacidos.

El martes de esta semana, el propio Camilo ha revelado otro aspecto de aquel día en que nació su bebé Índigo y que no se sabía hasta ahora. En una entrevista en televisión, el cantante colombiano ha asegurado que su mujer se comió la placenta del bebé.

“A mi esposa se la encapsularon (la placenta) y se la comió”, ha confesado.

Esta es una experiencia que, en todo caso, no debió de agradar mucho a Evaluna, ya que Camilo reprodujo la cara de mustia que la cantante puso mientras se la estaba comiendo. “Lo que es una cara de fascinación”, ha dicho.

Ha sido varios los famosos que han hecho público el comerse las placentas de sus bebés recién nacidos, como por ejemplo Kim Kardashian y Kourtney Kardashian, Hillary Duff o January Jones.

En primer lugar,  hay que decir que no es algo extraño en el reino animal, ya que los camellos, las llamas o los mamíferos marinos lo hacen. Y se conoce en el mundo como placentofagia.

Sin embargo, en Estados Unidos,  país en el que se puso más de moda después de que varias famosas anunciaran que la habían ingerido, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades conocido como la agencia de salud pública del país, advirtieron que cualquiera de estas formas de preparar la placenta no elimina por completo la presencia de bacterias y virus infecciosos que puede contener este órgano y causar una enfermedad grave en la madre y también en el bebé.

Hay evidencia de un caso de un bebé recién nacido lactante que se infectó del estreptococo del grupo B, después de que la madre tomó píldoras de placenta y se contagió por esta vía. Posiblemente fue la leche materna la vía de contagio, causando un peligro importante para la vida del bebé.

Se cree que la leche materna ya estaba infectada por la bacteria estreptococo del grupo B que la madre contrajo al ingerir su placenta infectada. El estreptococo del grupo B puede causar enfermedades graves en los recién nacidos.

Además de esto, se realizó un estudio que ratificó esta posibilidad, al concluir que ingerir placenta podría contribuir a la infección por estreptococos del grupo B de aparición tardía.

Así que ya sabes Evaluna, el haberte comido la placenta de tu bebé no solo te expone a posibles infecciones, sino que también podría poner en peligro la vida de tu bebé. Por lo que es muy importante que las personas sepan muy bien todos los riesgos a los que se exponen al ejecutar esta rara tradición que ya ha venido aumentando su popularidad.


¿CUAL ES TU REACCIÓN?

GANANDO GANANDO
0
GANANDO
OMG OMG
11
OMG
AMAMOS AMAMOS
0
AMAMOS
ME ENOJA ME ENOJA
0
ME ENOJA
LLORO LLORO
0
LLORO
ASCO ASCO
21
ASCO
RISAS RISAS
0
RISAS